Los despachos internacionales aprovechan el conocimiento que se genera en otras ciudades para innovar en el asesoramiento en productos jurídicos nuevos. Iñigo Berríacano, socio director de Linklaters (Madrid), así lo explica.